Noticias

Investigar en tiempos de coronavirus
18-05-2020

Investigar en tiempos de coronavirus

Carlos Hervés, catedrático de la Universidade de Vigo y coordinador de la Agrupación Estratégica ECOBAS, analiza las consecuencias de la crisis provocada por el Covid-19 en el ámbito de la investigación universitaria en las áreas de economía. 

El 90% de los proyectos en los que trabajan los miembros de ECOBAS no se verán afectados por la crisis

A diferencia de lo que ocurre en otros campos científicos, el director de la Agrupación destaca que la mayor parte de la investigación llevada a cabo en ECOBAS no precisa de grandes infraestructuras o materiales específicos. En general, los investigadores pueden realizar su trabajo desde otro lugar que no sea la universidad, ya que la mayoría solo necesitan referencias bibliográficas, medios informáticos y datos económico-empresariales a los que se puede acceder a través de la red, sin necesidad de trabajar desde la universidad. Pueden existir, no obstante, proyectos aislados que centran su estudio en temáticas muy concretas como el consumo que requieren de una parte empírica (encuestas o entrevistas), que en caso de no haberse realizado antes del confinamiento podrían retrasar la investigación. "Esencialmente la pandemia no afectaría a la continuidad de los proyectos a no ser que estén pendientes de alguna fase previa  a la ejecución, e incluso en estos casos podría llegar a realizarse de forma online", explica el catedrático. 

La actividad académica de posgrado tampoco se ha visto interrumpida

Los programas de máster y doctorado impulsados por ECOBAS tampoco sufrieron cambios drásticos por la pandemia. En el caso del Máster en Economía, las clases ya se estaban impartiendo de forma online, al tratarse de un programa interuniversitario que comparten las Universidades de Vigo, Santiago de Compostela y A Coruña. La situación actual únicamente afecta a los exámenes, que aunque ya eran telemáticos, contaban con la supervisión de un profesor en cada centro. "Esto no va a poder llevarse a cabo en este cuatrimestre, pero cada una de las tres universidades cuenta con protocolos para realizar las evaluaciones online, así que la incidencia del Covid-19 en este sentido es mínima". 

Los estudiantes del Programa de Doctorado Interuniversitario en Análisis Económico y Estrategia Empresarial también continúan con su actividad desde el confinamiento. "La mayor parte del trabajo del doctorado es individual, y solo el alumnado subvencionado por contratos predoctorales de la Universidade de Vigo, Xunta de Galicia o del Ministerio estaban obligados a realizar su investigación en la facultad. Estos alumnos pasaron a trabajar desde su casa, pero salvo casos excepcionales, el confinamiento no supone ningún cambio esencial." El programa de doctorado ofrece tres cursos presenciales de los que los dos primeros ya se habían impartido en el primer semestre, y en el caso del tercero, que coincidió con la entrada en vigor del estado de alarma, se está impartiendo de forma remota. 

Un aspecto relevante es que los trámites relativos a la presentación de las tesis han quedado aplazados. Algunos alumnos ya habían depositado su tesis de forma física antes de la crisis, pero al declararse el estado de alarma, todos los trámites y plazos quedaron suspendidos. “Cuando la situación se normalice podrá completarse el trámite de los diez días de exposición pública y se decidirá si las tesis se defienden de forma presencial o telemática”, explica el profesor Hervés, coordinador del programa de doctorado y director de algunas de las tesis en proceso.

Las estancias en el extranjero si que se verán afectadas por la pandemia, pero no los contratos predoctorales

Los alumnos de doctorado que tenían planeada una estancia de investigación en el extranjero en estos meses, (requisito para que la tesis tenga mención internacional), no van a poder realizarla por el momento. La parte positiva es que los plazos administrativos no corren, y los investigadores pueden emplear el tiempo para progresar con su tesis y mejorar su currículum sin preocuparse por los recursos, ya que los contratos predoctorales se extendieron automáticamente. Cuando la situación se normalice y se retomen los plazos administrativos podrán realizar su estancia contando con la financiación correspondiente. 

"En contra de lo que se pueda pensar, la actividad docente en tiempos del Covid exige mucho más tiempo" 

El director de la Agrupación destaca que los miembros de ECOBAS tienen que compatibilizar su actividad investigadora con la docente. El profesor Hervés subraya como punto positivo de esta situación que se ha avanzado años en la digitalización de los procesos: "Todos mejoramos nuestras habilidades de comunicación online y aprendimos a manejar nuevas herramientas docentes que van a ser muy útiles en el futuro." El catedrático destaca la rápida capacidad de adaptación de la Universidade de Vigo y la buena aceptación del alumnado, y reconoce que se trata de un cambio de modelo necesario y que podría tardar años en instaurarse de no ser por la pandemia. 

“Entre los aspectos negativos de la crisis destaca la supresión de reuniones científicas, seminarios y congresos internacionales” 

El personal investigador de ECOBAS no verá afectados sus proyectos e investigaciones. Sin embargo, tenemos que lamentar la supresión de las visitas de investigadores, los seminarios que estaban previstos en estas fechas y el aplazamiento para el próximo año de congresos internacionales organizados con la colaboración directa de ECOBAS. En concreto, fueron aplazados el 9th Atlantic Workshop on Energy and Environmental Economics, previsto para el mes de junio en la isla de A Toxa, que se celebrará en el 2021; el XXV Workshop on Dynamical Macroeconomics previsto para los primeros días de julio en el Castillo de Soutomaior, que también ha quedado suspendido hasta el próximo año; y la 20th Biennial Conference of the International Institute of Fisheries Economics and Trade (IIFET) que tendría que celebrarse a finales de junio y se ha aplazado hasta finales de agosto. 

Finalmente, Carlos Hervés subraya que la pandemia del Covid-19 tendrá algunos puntos positivos para toda la sociedad, ya que está sirviendo para poner de relevancia lo que es realmente importante. También servirá para hacer frente a problemas sociales latentes desde hacía tempo. A partir de ahora las cosas van a ser diferentes pero no por ello tienen que ser necesariamente peores. Desde la perspectiva universitaria, cuando se retomen las clases se vivirá una nueva normalidad. "Seguramente se alternen las clases online con las clases presenciales. En este confinamiento hemos aprendido a manejar herramientas que permiten instaurar un nuevo modelo dirigido a facilitar una mejora en nuestras habilidades docentes".
 SUSCRÍBETE A ECOBAS